07.12.2020

Las 5 características de los espacios de trabajo altamente productivos

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 4,20 de 5)
Cargando…

La productividad se incrementa cuando los espacios son cómodos y tienen todo lo necesario para desarrollar el trabajo de manera fácil y rápida.

¿Cómo se consigue que un espacio favorezca la productividad?

Para conseguir espacios de trabajo productivos es necesario tener en cuenta diferentes aspectos: Diseño, mobiliario, compartimentación de espacios y áreas de trabajo, temperatura, distribución de los departamentos… En definitiva todo aquello que suponga una adaptación completa a las necesidades de los ocupantes de la oficina, que facilite el desarrollo de las tareas diarias de una forma óptima.

Ofreciendo a nuestra plantilla todo aquello que les permita sentirse como en casa, obtendremos una repercusión positiva tanto en su rendimiento como en la imagen que el trabajador hacia la empresa. A continuación, queremos mostrarte 5 aspectos que puedes llevara cabo en tu espacio de trabajo para aumentar la productividad.

Áreas de trabajo adaptadas a distintos usos

En una empresa se ponen en practica multitud de actividades y las necesidades son cada vez más diversas. Para esto, debemos crear espacios adaptados a cada actividad, como por ejemplo salas de reuniones, cafeterías o zonas office, salas de videoconferencia, etc. También podemos desarrollar salas multifuncionales, espacio polivalentes que nos permitan modificar con facilidad sus elementos en función de distintos usos.

armarios

Mobiliario de oficina ergonómico

La incomodidad es el enemigo más directo de la productividad y rendimiento de nuestros empleados. Cada persona tiene unas características físicas y unos hábitos de uso del mobiliario, por los que uno de los aspectos más importantes para preservar su productividad es poner a su alcance mobiliario ergonómico de oficina, el cual les permita regular sus mecanismos para alcanzar su máxima comodidad. En este área, las mesas elevables en altura han mejorado en gran medida la adaptación a las diferentes tareas de los usuarios, permitiendo trabajar de pie o sentado en diferentes momentos.

Iluminación óptima

La iluminación tiene una incidencia indudable en la comodidad de un espacio de trabajo. Si implementamos una iluminación adecuada todas la estancias y los puestos de trabajo, eliminaremos la fatiga, cansancio, problemas visuales etc. que sufren las personas que trabajan en oficina con iluminaciones incorrectas. Además, la iluminación sirve para decorar y ambientar y diferenciar diferentes áreas. La distribución de la oficina para aprovechar los puntos de luz natural es crucial para una iluminación correcta de los espacios de la oficina.

Áreas de descanso

Conforme avanza la jornada los espacios para el descanso van tomando importancia, sobre todo si las oficinas están localizadas en zonas geográficas donde no se puede salir a la calle y disfrutar de zonas para almorzar, desayunar o tomar un poco de aire.

La concentración va siendo cada vez menos efectiva y la productividad cae en picado. Espacios destinados al descanso y desconexión de los trabajadores son muy importantes para que el trabajador recobre sus facultades y pueda volver a trabajo habiendo eliminado tensiones. Te mostramos los distintos tipos de espacios de descanso en este artículo.

Temperatura adecuada en todos los ambientes

La temperatura en muchas ocasiones es motivo de disputa entre los trabajadores. Hay trabajadores que sufren más el calor y el frío así como zonas de la oficina expuestas a focos de calor o frío. Si creamos un ambiente térmico poco adecuado podemos poner en riesgo la salud de la plantilla además de crear incomodidad y por tanto disminución de la productividad. Los aislamientos térmicos y una correcta regulación de temperatura mantendrá la oficina a una temperatura adecuada tanto en ambientes fríos y húmedos como en zonas cálidas en las distintas zonas de la oficina.