fbpx

20.02.2018

Los efectos psicológicos del color en la oficina (parte 1)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

La productividad es una pieza clave en el trabajo. ¿Sabía usted cómo afecta la decoración de la oficina en el desempeño de sus empleados? Además de una reforma del mobiliario de oficina, podría interesarle reconsiderar la pintura con la que desea decorar la nueva oficina, al fin y a cabo diferentes colores pueden afectar a los trabajadores de diferentes maneras.

Azul relajante

Los tonos azules producen un efecto calmante en el cuerpo, además es poco probable que encuentre alguien que se oponga a este color. De hecho, la mayoría dirán que azul es su color favorito. Los efectos relajantes de los tonos azules están asociados con la confianza. Muchas empresas lo eligen el color de sus logos para que los potenciales consumidores las vean como negocios fiables.

Verde sereno

Parecido al color azul, el verde inspira una sensación de tranquilidad y equilibrio. Muchos de sus tonos son verdes que podemos encontrar en la naturaleza. El verde hierba recuerda al exterior, lo cual puede armonizar y refrescar el ambiente. Se ha demostrado que un verde oscuro ayuda a las personas a mejorar la concentración.

Rojo energía

El rojo es a menudo asociado con autoridad y poder. Como resultado, es un color que debería evitarse al decorar la nueva oficina. Otras emociones asociadas a tonos rojos incluyen amor, agresión y calor. Si bien es cierto que el rojo puede aumentar la energía, suele ser un aumento poco duradero. En este caso, el rojo puede reducir el pensamiento analítico.

Blanco neutral

Sensaciones de higiene y limpieza, el blanco se asocia con la simplicidad. Con el tiempo puede resultar aburrido, haciendo que los empleados encuentren otras distracciones a parte de su trabajo. Mientras que unas paredes blancas y nítidas pueden aportar comodidad a pacientes en una cita médica, no es idóneo para ambientes de oficina. Incluso, podría producirse el efecto contrario, resultando en una oficina fría y antipática para clientes y empleados.

Fotos: www.officesnapshots.com

En el siguiente post descubriremos los efectos que pueden llegar a tener otros colores muy utilizados como el negro y el gris, quizás considere reducir su presencia en la oficina. Por otro lado, podría interesarle ver los beneficios desconocidos que colores menos comunes como el morado y el naranja transmiten.