fbpx

23.01.2018

Tips para que su oficina crezca junto con su empresa

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Cuando se considera empezar un proyecto, se deben plantear diversas alternativas según el tipo de empresa que se desea desarrollar, ya sea de alimentos, tecnología o consultoría. Además de actores importantes como los costos, la inversión, los futuros clientes. etc., el diseño y planificación de la oficina no debe ser visto como un asunto meramente estético.

La imagen del entorno de trabajo es igual de importante que el logotipo, sus colores, el tono de comunicación ya que también forma parte de la personalidad de la marca y de su percepción en el público. Las políticas de trabajo, la decoración, la cultura corporativa, el trato a los empleados; todo gira en torno a la visibilidad, amor y empatía hacia la marca en el exterior e interior de la empresa.

Un buen diseño e interiorismo de la oficina que se enfoque en su filosofía y elementos característicos que quiera resaltar, es la clave del éxito en las empresas modernas. Si siente que su espacio de trabajo se está haciendo monótono y poco inspirador, es hora de que considere realizar una reforma de oficina, incluso cuando su empresa está creciendo y sienta la necesidad de expandirse, debería realizar una mudanza y traslado de la oficina a un sitio más céntrico y amplio.

 

Todo se trata de detectar las necesidades que van surgiendo en el entorno laboral ya que la oficina debe crecer al mismo tiempo que la compañía, estableciendo su ritmo y reglas. Un lugar de trabajo con un estilo definido, mobiliario cómodo y amplios beneficios ayudará a que sus empleados a trabajar de manera efectiva e, incluso, aporta un toque atractivo para reclutar a nuevos talentos y dar una buena imagen a los clientes.

Estos son algunos consejos que puede seguir si desea iniciar su propio negocio y diseñar la oficina inicial perfecta o la mudanza de oficina si quiere seguir creciendo

Incentive la amistad en la oficina

El trabajo en equipo siempre va a ser más agradable si el compañerismo está presente. Para fomentar la colaboración entre todos, considere establecer una oficina de espacio abierto en la que todos tengan su espacio privado pero puedan interactuar con los demás sin necesidad de levantarse de sus asientos. Aunque no es conveniente para empresas que requieran de la máxima concentración, es ideal para aquellas que busquen la inspiración y creatividad en su entorno, siempre vienen bien unas risas.

Pero un espacio colaborativo puede aplicarse en cualquier esquina: con un sofá acogedor y un café pueden elaborarse las mejores ideas y brainstorming del equipo.

Evite la rigidez jerárquica

A medida de que pasa el tiempo y al empresa comienza a tomar su rumbo, las divisiones jerárquicas se hacen más notables. Evite la discriminación de los empleados de menor rango y ofréceles espacios en los que se sientan importantes y que aumente su pertenencia a la compañía. Asegúrese de que todos tengan la libertad de disfrutar de cualquier espacio del que disponga la oficina y evite las áreas de trabajo aisladas o alejadas de la administración y los altos cargos, nunca se sabe si la mejor idea podría venir de un nuevo empleado.

Permita que todos expresen sus ideas de forma igualitaria sin dejar de reconocer los méritos de los más antiguos.

Elimine los límites en las áreas

Considere que, en estos nuevos tiempos, cualquier espacio puede ser utilizado para intercambiar ideas, trabajar o descansar. No limite las áreas y piense en zonas multifuncionales en las que una sala de reunión puede ser la cafetería, o la sala de descanso se convierta en un espacio de trabajo colaborativo. Largos sofás, sillas cómodas, puf, mecedoras, mesas altas, buena iluminación y enchufes integrados ayudarán a los empleados a pasar de una conversación espontánea al trabajo y a generar un área flexible y adaptable.

Cuida la privacidad personal

Aunque los espacios abiertos son ideales para los trabajos colaborativos, es importante que se establezcan límites de la privacidad. Pruebe a establecer estaciones aisladas para que los empleados puedan atender llamadas con asuntos personales o separarse del grupo para concentrarse en algún asunto que lo requiera.

La opción de asientos con divisores que crean un espacio íntimo, puede agregarles pantallas de videoconferencias para que sirva de meetings privados. También las salas de reuniones privadas son la clave para discutir propuestas, revisiones anuales y rendimiento de los trabajadores sin que se sientan incómodos o invadidos.

Adáptese a todo

Cuando se inicia un negocio, es normal que tenga días buenos y malos, así como sus altas y bajas. Por lo tanto, su oficina debería ir acorde a los acontecimientos y cambios administrativos en los que se encuentre. Si la empresa crece, también debería su oficina o, de lo contrario, contraerse, a medida de que se crean nuevas líneas de productos, se ofrecen otros servicios, aumenta o disminuyen los empleados y aparecen nuevos departamentos. Lo ideal es comprar mobiliario flexible que permita transformarlo acorde a las necesidades que surjan para ahorrar en gastos innecesarios o para reorganizar el espacio de trabajo. En fin, el diseño de la oficina debe adaptarse a su realidad.

En conclusión, las claves del éxito radican en adaptarse a los cambios del entorno, ser flexibles y mantener a los empleados satisfechos.

Fotos: www.officesnapshots.com