21.08.2018

El descanso y la productividad en la oficina

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

En esta época es muy común no poder conciliar el sueño debido al calor, al ruido o las actividades extra. Por eso, solemos descuidar nuestras horas de descanso y esto se refleja en nuestra productividad en la oficina. Hay ciertas cosas de las que no podemos prescindir y dormir es una de ellas. Tener un buen descanso afecta tanto a nivel biológico como cognitivo y hace nuestra vida más saludable.

No dormir adecuadamente puede causar problemas que afectan tanto a la vida personal como laboral de nuestra plantilla. El descanso es tan importante para la productividad como para la concentración, y varios estudios demuestran que dormir menos de 6 horas al día reduce la eficiencia en el trabajo, más que por ejemplo fumar o beber.

No dormir el tiempo suficiente también puede afectar de forma negativa a la energía y al humor, factores clave para trabajar bien. La desgana, la irritabilidad o la ansiedad generadas por la falta de sueño contribuyen además, a generar un peor ambiente entre sus trabajadores.

6 beneficios del buen descanso en la oficina

Si bien no todas las personas necesitan dormir lo mismo para poder ofrecer buenos niveles de rendimiento, aquellos que duermen más de seis horas diarias realizan de forma más efectiva sus tareas: se concentran mejor, y responden con mayor rapidez y fiabilidad a los retos.

Reduce el estrés

Este beneficio es el más inmediato y notable. Es obvio, ya que cuando hemos tenido que trabajar más o renunciar al tiempo de ocio nos hemos sentido frustrados, cansados e incluso los resultados del trabajo eran peores.

Beneficia al corazón

Tomar descansos regulares y de calidad ayuda a reducir la posibilidad de sufrir enfermedades cardiovasculares. Nuestro corazón es un músculo muy sensible al estrés y al cansancio y por tanto, es importante que sus trabajadores encuentre momentos de descanso durante su jornada para eliminar tensiones.

Mejora la salud

En la mayoría de las dietas se cuidan las 8 horas de sueño y el tiempo de desconexión. Está demostrado que el descanso favorece la pérdida de peso y favorece el mantenimiento de una vida sana.

Aumenta la concentración

El descanso ayuda a nuestra memoria, capacidad de reacción y agilidad. Nos hace estar más despiertos a la hora de trabajar y ayuda a nuestra productividad laboral.

Ayuda a la sociabilidad

Otro de los beneficios más importantes es que nuestro humor mejora y esto repercute positivamente en nuestras relaciones sociales con nuestros compañeros de trabajo, amistades y familiares. El descanso de su plantilla no solo es bueno a nivel individual, sino que mejora el ambiente grupal.

Promueve la creatividad

La reducción de estrés y el aumento en nuestros niveles de felicidad nos permiten resultar más productivos. Además, es muy difícil ser creativo si no estamos bien descansados, ya que el estrés y la frustración no ayudan a que fluyan las ideas. Un descanso adecuado durante la noche y los descansos intercalado entre las horas de trabajo nos ayudan a ser más creativos y eficaces en la resolución de problemas.