fbpx

22.11.2017

Conozca las ventajas incluir una pizarra en sus reuniones

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Existen diversos objetos que facilitan nuestro día a día laboral, uno de ellos es la pizarra. Aunque actualmente las tecnologías como retroproyectores y pantallas táctiles están reemplazando los antiguos métodos de enseñanza y escritura, las pizarras se han transformado, además de funcionales, en elementos decorativos que le dan el toque de originalidad a las oficinas y hasta puede convertirse en el protagonista.

Le mostramos las ventajas que tiene incluir pizarras en su sala de reuniones y espacios colaborativos:

Las pizarras blancas

Pueden adaptarse a cualquier espacio de su oficina y son muy útiles a la hora de intercambiar ideas y de mostrar gráficamente y sin complicaciones los pensamientos de los empleados. Es ideal para las salas de reuniones. Se escribe en ella con rotuladores, por lo que puede agregar el color que más le guste o que combine con el logo. Puede ser magnética y de los tamaños que desee, es fácil de limpiar, no requiere cuidados especiales y puede durar mucho tiempo.

Sus ventajas son la gran posibilidad de personalizado y que no genera ninguna contaminación y elimina el sucio polvo de la tiza. Además, las pizarras blancas se pueden pre imprimir con líneas, cuadrículas o con el diseño y colores que desee.

Es de fácil escritura y su superficie de borrado en seco de acero resiste a las manchas. Sin contar que se le brinda a la sala de reunión un aspecto más profesional y juvenil. Incluso, puede servir de apoyo a sus espacios de reuniones y videoconferencias cuando necesite anotar o explicar algo a todos.

Pizarrones de tiza

Los tradicionales pizarrones colegiales pueden ser un elemento útil y muy decorativo en su espacio de trabajo. Gracias a su versatilidad y el ingenio que los diseñadores le han dado para transformarlo en arte, esta puede ser la pieza central del diseño de su oficina.

Por su gran posibilidad de adaptación, puede añadirse tanto como el común pizarrón colgado en la pared o ser aún más creativo y convertir toda la pared en un tablero para escribir. No solo facilita la comunicación de los empleados y la eficacia de las reuniones, sino que, además, proporciona un espacio divertido y original en el que escribir por donde se quiera.

Paredes de vidrio

Esta es una de las ideas más novedosas y juveniles que se pueden integrar en las oficinas. El ingenio de convertir las mamparas de cristal que separen las salas de reuniones en una gran pizarra para escribir con rotuladores hacen una oficina ideal para los empleados más jóvenes o milennials. Otorga grandes posibilidades ya que no está limitado por el espacio y brinda una decoración amigable a la oficina.

Fotos: www.officesnapshots.com