09.05.2022

Cómo mejorar la acústica en la oficina

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

¿Alguna vez te has preguntado si puedes llevar el diseño de tu oficina al siguiente nivel? Sabemos que la parte estética es la primera que llama la atención, pero tanto o más importante es la practicidad.

Optimizar el tiempo que pasamos en la oficina es vital a la hora de obtener resultados satisfactorios, así que llegó la hora de “poner sobre la mesa” uno de los cambios más importantes que puedes implementar en tu proyecto de oficina para mejorar el bienestar general de tus empleados y el ambiente en general: la optimización de la acústica del espacio.

Paneles fonoabsorbentes de pared para mejorar la acústica de la sala de reuniones

Luces y sombras de los espacios colaborativos

Los espacios abiertos y colaborativos representan un nuevo concepto de empresa más cercano, abierto y comunicativo. Optar por oficinas diáfanas sin divisiones ni compartimentos también equivale a reforzar el trabajo en equipo, la confianza entre departamentos y reduce el estrés pero, para que se haga bien, hay que tener en cuenta una serie de factores clave ya que… no es oro todo lo que reluce.

Uno de los motivos que generan mayor malestar a la hora de trabajar en un espacio abierto, es la gran influencia negativa que tiene sobre los empleados y los resultados de la compañía el contar con una mala insonorización.

Pero como nosotros conocemos bien cómo ponerle solución ¡Te contamos cómo lograr el diseño acústico perfecto! Sigue leyendo…

Soluciones acústicas de techo para mejorar la acústica de las zonas comunes

Cuando una mala acústica te juega una mala pasada

Como comentábamos, borrar barreras puede ser la oportunidad perfecta para promover la comunicación y la organización entre departamentos, pero también puede ser un quebradero de cabeza si en el diseño de nuestra oficina no contamos con el apoyo de profesionales cualificados que detecten la necesidad de instalar las soluciones acústicas que mejor se adapten a tu empresa.

A lo largo del día, el ruido ambiental aumenta o disminuye continuamente, llegando a generar ecos y teniendo influencia sobre los trabajadores de la empresa. El sonido rebota en diversas partes del espacio como son el techo, el suelo o las paredes, por lo que si en el diseño de tu oficina no has tenido en cuenta ese aspecto, seguramente esté influyendo de forma negativa en vuestro entorno y humor.

Cuanto más alto está el volumen, más alzan la voz los empleados para hacerse notar, lo que provoca una gran bola de nieve que resulta en la pérdida de su concentración o en la ralentización del ritmo de trabajo y el rendimiento. Como ya habrás pensado, es algo que debemos evitar a toda costa.

¿Cómo podemos mejorar la situación?

Algunas de las posibilidades se apoyan en la distribución de los empleados por departamentos para evitar que levanten demasiado la voz o en dividir los espacios de la oficina entre zonas de concentración y otras que fomenten la interacción social, con el fin de repartir y reducir el volumen general (algunas opciones para hacer efectivo el equilibrio, algunas delimitaciones son las zonas de descanso, las salas reuniones, los puestos operativos, la cantina…), pero debemos tener en cuenta que no son suficientes para equilibrar el nivel de ruido, sobre todo en una oficina con bastante personal.

Llegados a este punto, es necesario dar el siguiente paso…

reducción del ruido ambiental por medio de materiales reductores de eco

Soluciones acústicas más demandadas

¡Que no entre el pánico! No todo iban a ser malas noticias… Ha llegado la hora de dar respuesta a todas tus inquietudes para que vuelvas a enamorarte de los espacios colaborativos.

A la hora de buscar las mejores soluciones acústicas hay que tener en cuenta algunas consideraciones:

1. Número de empleados que trabajan en la oficina y sus actividades diarias (realizar llamadas, reuniones, teamwork…) para organizarlos de forma estratégica ¡Conoce tu entorno y triunfarás!

2. Cuantos más datos manejemos a la hora de entender nuestro espacio, mayores mejoras realizaremos. Podemos tener en cuenta, por ejemplo, la ubicación de la oficina (el exterior puede ser ruidoso), el tamaño de la misma (de cuanto espacio de actuación estamos hablando) o incluso sus materiales (unos aíslan mejor que otros, por lo que necesitarán menos ajustes acústicos).

Paneles fonoabsorbentes de pared para mejorar la acústica en las oficinas colaborativas

Una vez considerados estos puntos, se selecciona la solución que mejor encaje. Algunas de las más demandadas son los biombos fonoabsorbentes, las cabinas Phonebooth o las unidades de suspensión. Todas ellas son excelentes opciones a la hora de amortiguar ruidos y absorberlos.

Y por si te lo estabas preguntando, un buen aislamiento no tiene por qué afectar a la estética de tu oficina, es más, sus originales acabados y tonalidades son la manera perfecta de otorgarle personalidad y hacerla más acogedora.

phonebooth en oficina colaborativa

Beneficios derivados de una buena acústica

Y como estamos convencidos, te hablamos de algunas de las bondades de una acústica bien aplicada:

Tus empleados mejorarán la motivación y se sentirán menos fatigados al terminar la jornada, aumentando su bienestar general tanto dentro como fuera de la oficina. Al minimizar las interrupciones y mantener la concentración durante más tiempo, no solo aumentará su motivación, si no que la productividad dará un giro de 360º a mejor.

Los espacios de trabajo del futuro son aquellos en los que se prioriza el confort de los empleados y la interacción entre equipos, promoviendo un día a día fluido y agradable que favorezca el pensamiento creativo y el cumplimiento de objetivos.

ágora acústicamente adaptada en oficina colaborativa

¿Te has quedado con los consejos del post? Entonces no hagas oídos sordos, es el momento de pasar al siguiente nivel… ¡Su aplicación!

Vale, me habéis convencido

Fuente de las imágenes: Office Snapshots