fbpx

11.07.2018

6 claves para lograr un estilo más hogareño en su oficina

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

El uso del color

El color es el primer elemento que analizamos al entrar en un espacio de trabajo. Este transmite y nos aporta información esencial sobre la empresa de forma subliminal. Los colores muy oscuros como pueden ser el verde oscuro o el marrón, o los muy vivos como el rojo o el amarillo, añaden un toque original, alegre, informal o minimalista a los espacios de trabajo. Sin embargo, los colores con tonalidades cálidas son perfectos para crear áreas más acogedoras.

Decoración natural

El tercer factor con el que podemos remarcar la sensación de hogar es la decoración. Es un aspecto fundamental para el trabajador, ya que la decoración ayuda a sentirse parte de la oficina. Puede decorar la estancia con cuadros en la pared o fotografías personales, de esta manera se ve reflejada la personalidad del trabajador en su área de trabajo.

Es importante utilizar zonas verdes en la decoración y aportar naturaleza a la oficina para darle un toque fresco. Los recursos naturales son muy utilizados en el hogar, por ello están muy presentes en este estilo ya que se asocian con tranquilidad y equilibrio.

Los materiales del mobiliario

Sala de reuniones vintage

Es muy común en este tipo de estilo ofrecer el máximo confort. Por eso, es habitual encontrar en la recepción y sala de espera sofás y sillones muy amplios que invitan a descansar. En general, las sillas de oficina suelen ser artesanales, de madera: tanto en las salas de reuniones como en los puestos operativos. Suele utilizarse mobiliario de oficina vintage y artesanal para reforzar el toque hogareño a la estancia. No hay que olvidar que los espacios acogedores e íntimos no están reñidos con la ergonomía.

Iluminación cálida

La luz es un elemento importante para la percepción del espacio, aunque en muy raras ocasiones somos conscientes de su gran influencia. Es frecuente utilizar varias fuentes de luz y de pequeño tamaño. Aparte debe tener cuidado con la luz que aporta a la oficina, ya que nunca debe ser de una fuente dura ni fuerte. Esto quiere decir que no debe apuntar directamente a un lugar, sino que debe envolver toda la sala.

Se suele utilizar varias fuentes de luz para evitar las sombras y minimizar espacios oscuros. Para lograr una sensación de calidez debe evitar la luz fría (fluorescente) y utilizar una luz más cálida (incandescente). La iluminación en este estilo tiene una papel de luz ambiente, lo que significa que que resulta más íntima para el visitante.

Materiales utilizados en el suelo

Se utilizan diferentes materiales en los suelos dependiendo de la estancia: moqueta, madera, baldosas… La moqueta y la madera brindan de un toque muy acogedor a cualquier estancia. En cambio, en la cocina y el comedor se utilizan las baldosas, ya que en estos espacios no se debe utilizar madera o moqueta, puesto que es más difícil reparar el suelo en caso de algún incidente. Utilizando los materiales y colores adecuados, las baldosas logran resultar serias pero sin parecer impersonales.

Distribución del mobiliario

El espacio y la disposición de los muebles debe ser equilibrado, es decir, no deje ninguna zona desocupada pero tampoco sobrecargue la estancia con un amontonamiento innecesario de muebles u objetos. La distribución acertada de este estilo es un mobiliario justo y necesario pero sin excederse.

FOTOS: unsplash.com