27.07.2018

5 consejos para implementar la ergonomía en la oficina

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

La ergonomía es la adaptación que hacemos del espacio y los diferentes elementos que en el se encuentran, a las necesidades y características físicas de los trabajadores. El objetivo de aplicar la ergonomía es la mejora de las condiciones y la prevención de problemas de salud para que nuestra plantilla se encuentre como en casa y desarrolle sus tareas de la mejor forma posible.

Como hemos comentado en otro post de nuestro blog, ofreciendo un buen nivel de ergonomía en la oficina a los trabajadores, conseguiremos que su rendimiento aumente mejorando la productividad de la empresa. En el post de hoy, queremos ofrecerle 5 consejos para que adapte su oficina para que sus empleados sean felices en sus puestos de trabajo y así obtener los mejores resultados empresariales. 

La iluminación

Este es uno de los factores que menos se tienen en cuenta dentro de las empresas y que mayor impacto tiene sobre la salud y el confort de los trabajadores. En la medida de lo posible es necesario aprovechar la luz natural, colocando los puestos de trabajo cerca de las ventanas. Las mamparas de oficina de cristal permiten pasar la luz y son un recurso ideal para favorecer una buena iluminación del espacio de trabajo. Cree una estructura de iluminación adecuada para evitar infrailuminar o sobreiluminar los puestos de trabajo, algo que pude causar problemas en la vista, cansancio o fatiga en los trabajadores.

Sillas de oficina ergonómicas

Implementar sillas  ergonómicas en la oficina, más que un consejo es una obligación para cualquier empresa. La silla es la pieza de mobiliario imprescindible para garantizar la comodidad y adaptación de los empleados. Si la sillas que escoja para su zona operativa no se adaptan a la fisionomía de su equipo, este no disfrutaran de una salud óptima y no desarrollara sus tareas de la mejora forma posible.

Mesas regulables en altura

Aunque se trata de un elemento que no es imprescindible para garantizar la ergonomía, si es una muy buena opción para adaptar espacios a diferentes funciones. El usuario pude regular la altura del tablero para utilizarlo para múltiples usos. Además es un elemento que fomenta la eliminación del sedentarismo en la oficina y por tanto bueno para la salud.

Temperatura y ambiente

Lugares demasiados cálidos o demasiado fríos no son adecuados para el desempeño de la actividad de un trabajador. Sistemas de refrigeración y calefacción son importantes para conseguir una temperatura adecuada en un espacio de trabajo. Además es imprescindible la ventilación y la neutralización de malos olores que pueden ser incómodos.

Complementos ergonómicos para puestos de trabajo

Además del mobiliario de oficina típico existen otros dispositivos para mejorar el confort del usuario en el puesto de trabajo. Elementos como el reposapiés, los apoyabrazos, el reposacabezas, la malla en el respaldo de la silla etc, son algunas adaptaciones extra que pude ofrece a sus trabajadores para mejorar sus condiciones diarias.

FOTOS: www.officesnapshots.com